Los colores de tu alfombra sí hacen la diferencia

Cuando la alfombra no es la indicada ¿lo notas? Nosotros sí. A continuación te daremos unos tips para escoger la alfombra Philadelphia perfecta:

  1. La alfombra no puede ser del mismo color que las paredes u obtendrás una sala monocromática y sin gracia, pero sí debes tener en cuenta que los colores deben combinar; si las paredes son verdes y la alfombra es morada, eso definitivamente no está bien, así que cuida muy bien los tonos que usas. Así mismo, intenta que si la alfombra es de color rojo, verde o tiene una tonalidad más oscura la pared debe ser muy pálida y tenue.
  2. Los muebles son algo fundamental a la hora de escoger alfombras, y, para que no desentonen deben ser parte del conjunto como si los muebles estuvieran hechos para tu alfombra; si tienes muebles de color madera, puedes jugarte con un color intenso en tus alfombras; ahora, si tus muebles son de color crema o blanco, quizás te convenga elegir un color neutro.  Recuerda que la magia está en que todos los elementos de tu espacio sean parte del ambiente.
  3. Las puertas son parte del espacio y hay que cuidar de ellas. El color y el material de tu puerta deben estar conectados con el color y el material de tu alfombra; por ejemplo: Las puertas blancas hacen que las alfombras brillantes luzcan muy bien, mientras que las puertas de madera quedan mejor con alfombras de colores jugados o mareados.

Si leyendo estos tips aún no tienes claro qué alfombra elegir no te preocupes nosotros podemos asesorarte, de la mano de Philadelphia by shaw, lograremos encontrar la alfombra para tu oficina donde podrás sentirte cómodo al igual que tus colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.